Dos de los más cercanos colaboradores y amigos íntimos de Javier Duarte de Ochoa, han tenido que recurrir a la promoción de amparos para evitar ser detenidos, ahora fue el turno de Harry Manuel Grappa Guzmán y nuevamente de Gabriel Deantes Ramos.

El ex oficial mayor de la SEV y ex secretario de Trabajo, Gabriel Deantes Ramos promovió un nuevo juicio de amparo y tras el pago de 3 mil 500 pesos, le fue concedida la suspensión provisional ante cualquier orden de aprehensión.

Gabriel Deantes lleva año y medio bajo proceso penal, pero en libertad con la única condicionante de acudir cada 15 días a firmar en el libro de registros ante el Juzgado con sede en Pacho Viejo, además de no poder salir del Estado de Veracruz.

Si bien, ya contaba con otro amparo para evitar ser detenido, ahora promovió uno nuevo, ante la posibilidad que por otros hechos, ajenos a su proceso de enriquecimiento ilícito, pudieran ya haberle girado una nueva orden de aprehensión.

Por su parte el ex titular de la Secretaría de Turismo, Harry Grappa Guzmán, se sumó a la lista de ex funcionarios estatales del gobierno de Javier Duarte de Ochoa, que ha promovido un juicio de amparo, buscando la protección de la justicia federal en contra de la Fiscalía General del Estado.

Junto con él, otro de sus ex colaboradores de nombre Ramón Antonio Reyes Ramos, quien fuera su jefe de la Unidad Administrativa en Sectur, buscan protegerse contra cualquier orden de aprehensión, presentación o arresto en su contra.

Ambos ex servidores públicos buscaron los servicios legales del polémico abogado Jorge Reyes Peralta para promover un amparo en contra de cualquier orden de aprehensión girada por la juez de control Alma Aleyda Sosa Jiménez sin conseguir hasta el momento la suspensión provisional.

Cabe recordar que apenas hace cerca de tres meses, el Órgano de Fiscalización Superior presentó una denuncia de hechos en contra de quien resulte responsable por el desvío de recursos en la Secretaría de Turismo, donde se hicieron pagos por más de 10 millones de pesos a empresas fantasma.

Publicidad