Cuitláhuac García anunció que el próximo 18 de agosto rendirá su último informe como gobernador de Veracruz, aunque todavía no se define el lugar del evento, pero no será en Xalapa.

El ingenioso gobernador que disfrutó Veracruz más de cinco años con tequios, loquios, chapeos, bailes de salsa, y que sólo le cumplió a gran parte de su familia, parientes y amigos puestos públicos sin capacidad alguna, para que gozasen de unas vacaciones todo pagado (VTP) con dinero público, quedará registrado como el gobernador más inepto en la historia política de la entidad.

A decir del presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, Cuitláhuac García ha sido el gobernador “más honesto” que ha tenido Veracruz, pero la realidad es que cerrará su ciclo como el primer gobernador de izquierda que estuvo apoltronado en la silla del Palacio de Gobierno. Ello sin enumerar los graves problemas de corrupción que presuntamente cometieron sus principales familiares y cómplices, los que estarían próximos a evidenciarse.

Anuncios

Sus corifeos aseguran que Cuitláhuac García se integrará al gabinete Claudia Sheinbaum, aunque los puestos de relevancia legal y política ya han sido anunciados por la presidenta electa en las últimas tres semanas, por lo que podría ocupar algún puesto de cuarta sin mayor relevancia, lo que estará acorde a sus capacidades intelectuales y políticas.

Si el ingeniero Cuitláhuac llega a integrarse al equipo de Claudia Sheinbaum sería en un nivel jerárquico desde donde no cause daño al gobierno de la república, algo similar al “súper operador político” Juan Javier Gómez Casarín, otro nuevo rico e improvisado de cuarta.

Esta nueva “clase política” sólo está ocupada en difundir en sus “benditas redes sociales” el mundo de banalidades por las que transitan y se han convertido en replicadores, sin inventiva, de lo que se dicta desde el centro del poder.

Hoy, el presidente AMLO dijo en su conferencia mañanera que el “gobierno no puede consumir todo el presupuesto para sí mismo, sino para inversiones y en beneficio del pueblo”. 

Lástima que en Veracruz el Ejecutivo Federal no quiso ver la realidad que han padecido sus “paisanos” con Cuitláhuac García y sus secuaces o sencillamente consintió esas acciones en beneficio propio.

Veremos cómo se construye el segundo piso de la transformación. Hay tiempo para rectificar.

Publicidad